NaturalezaSlider

La flor del Espíritu Santo en su máximo esplendor

Hoy nos toca hablar de uno de los símbolos patrios de Panamá, que además, es en esta época del año cuando empieza a desarrollar todo su esplendor. La flor del Espíritu Santo, una de las principales señas de identidad de nuestro país desde el pasado 20 de octubre de 1980, está en plena fase de florecimiento actualmente, algo que no podemos dejar de disfrutar pues, por su forma, es una de las flores más curiosas del mundo.

La flor del Espíritu Santo o Peristeria Elata, como se la conoce científicamente debe su nombre a su morfología la cual se asemeja a una paloma blanca, símbolo en la religión católica del espíritu santo. Esta flor es perteneciente a la familia de las orquídeas y está en peligro de extinción por lo que su preservación es de vital importancia. Si quieres ver esta flor en su máximo apogeo, hazlo siempre con responsabilidad, no toques la planta, no alteres en ningún momento su estado natural y por supuesto, no la cortes.

Su hábitat natural es el de bosque montañoso, maduro y muy húmedo, donde la podemos encontrar en troncos de árboles sobre los que salen, por lo general, sobre musgos, así como a ras de suelo, necesitando una altura de unos mil cien metros sobre el nivel del mar para su mantenimiento. Aún así, son muchas las personas que han decidido colaborar contra la extinción de esta preciosa flor, plantándola en sus jardines y patios, aunque hay que destacar que en caso de hacer esto, es una planta muy delicada, que tan solo puede ser regada con agua de lluvia, ya que el agua potable, por su contenido en cloro, puede matar a la planta.

Del mismo modo, y para preservar la especie, en el distrito de Capira, a 60 kilómetros de la ciudad, funcionarios del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA) trabajan en un laboratorio de la entidad, gracias a la colaboración de Taiwan, en la reproducción y multiplicación de esta planta mediante inseminación in vitro. Aún así, no es tarea fácil la de conservar esta especie en peligro de extinción pues sus fases vitales son realmente lentas y delicadas: tarda un año en germinar la semilla desde que es polinizada y no es capaz de reproducirse naturalmente hasta la edad de cuatro años, además de todos los peligros que la acechan como puede ser la deforestación, la cual esta rompiendo todo su hábitat.

¿Cómo podemos reconocerla?

La flor de la Peristeria Elata son de color blanco marfil, con manchas púrpuras y pistilos de color amarillo, adornadas en el centro de su libelo con una forma de paloma, como comentamos anteriormente, y su olor puede llegar a recordar al de la cerveza. Su tallo, presenta pseudobulbos ovoides que pueden alcanzar los 12 centímetros de alto, no aplanados y de cuatro hojas que llegan hasta un metro de longitud y 15 centímetros de ancho, cuando están plegadas.

Cada una de estas plantas puede llegar a reproducir un total de hasta doce flores y genera miles de semillas. Asimismo, se conoce que llega a la edad madura a los cuatro años y además, esto se puede predecir cuando se le ve más de tres hijos en su base.

 

¿Dónde podemos encontrarla?

Como se puede leer líneas arriba, esta planta tiene su hábitat definido en bosques húmedos, esto hace que según los expertos, el principal hábitat de esta especie se encuentra en el Cerro Gaital, una de las formaciones montañosas que podemos encontrar en el Valle de Antón.

Asimismo, y en pos de la recuperación de la especie, han sido donadas numerosas plantas a lugares como el Parque Metropolitano, Parque Altos de Campana, a productores de las provincias de Panamá Oeste y Herrera, así como al Ministerio de Ambiente regional de Panamá Oeste. Del mismo modo se puede encontrar en la Laguna de San Carlos o en la Reserva Forestal El Montuoso, en Las Minas de Herrera.

Si quieres disfrutar de una de las flores más bonitas y peculiares del mundo, no dudes en acercarte a cualquiera de estos lugares, pero siempre ten en cuenta hacerlo de manera responsable sin causar ningún tipo de estrés a la planta y favoreciendo a su conservación y mantenimiento.

Share:

Deja una respuesta