EscapadasNaturalezaSlider

Lugares en los que pasar “frío” en Panamá

Con las lluvias, y el paso del mes de mayo, el verano ha llegado oficialmente a su fin, y aunque las lluvias no terminen de descargar como deberían ya han sido varias las tormentas que han acontecido sobre el país. Ahora bien, el mes de mayo, como todos los años, ha sido un mes duro en cuanto a calor se refiere. La transición entre el verano y el invierno nos ha dejado días en los que la sensación térmica ha llegado a ser de 46 grados. Bien es sabido por todos que Panamá es un país tropical y que, como tal, no vamos a encontrar temperaturas frías extremas, pero si hay lugares en los que poder escapar de este calor. Pero, ¿cuáles son los lugares más fríos de Panamá?.

Comenzando por cercanía a la ciudad encontramos Cerro Azul. Situado a cuarenta y cinco minutos de la capital, este sitio es uno de los sitios preferidos de retiro de fin de semana para aquellos que buscan aislarse del ajetreo diario. Su temperatura constante que oscila entre los 18 y los 25 grados, hace que este lugar sea conocido por su clima agradable, además de la exuberante naturaleza que lo rodea. El ambiente en Cerro Azul es de lo más relajado, donde puedes disfrutar de lagos, cascadas, paseos por los bosques húmedos de la cordillera panameña, e incluso desde su mirador, en días sin neblina y completamente claros, podrás ver al mismo tiempo el Océano Pacífico y el Atlántico. Además, Cerro Azul cuenta con acogedores albergues y hoteles que ofrecen espacios de relajación en completa comunión con la naturaleza. Para llegar hasta aquí, deberás tomar el Corredor Sur y a la altura del Hotel Riande Aeropuerto tomar a la derecha. Luego hay que continuar por esa carretera hasta el cruce con la 24 de Diciembre. Una vez llegado aquí deberás girar a la izquierda y avanzar casi durante dos kilómetros hasta ver a mano izquierda la entrada a Cerro Azul. En transporte público es más complicado llegar puesto que no hay autobuses que vayan desde Albrook y deberás realizar varias conexiones para llegar hasta aquí.

1024px-Lago_cerro_azul

Lago en Cerro Azul

Saliendo de la ciudad, atravesando el Puente de las Américas y a una distancia de una hora y media encontramos el primer parque nacional que hubo en Panamá: Los Altos de Campana. Otro lugar en el que la temperatura no suele pasar de los 25ºC, salvo en días concretos. Al igual que Cerro Azul, en este lugar perteneciente a la cordillera central de Panamá, puedes desconectar por completo del estrés y el calor de la ciudad. Un destino donde la temperatura es más que agradable, y la naturaleza embriagadora. Aquí puedes hacer senderismo por la montaña, recorrer los bosques húmedos del principal sistema montañoso del país y disfrutar de las impresionantes vistas del Canal. Además en Cerro Campana podrás encontrar gran diversidad animal así como los amantes de las aves encontrarán aquí un lugar único y espectacular, con especies que están en peligro de extinción en el resto del continente. Para dormir aquí encontrarás, al igual que en el anterior destino propuesto, numerosos hoteles y cabañas completamente mimetizados con la naturaleza y que harán de tu estancia aquí lo más acogedora y relajante posible. Para llegar deberás tomar la carretera Panamericana hasta llegar a Capira. Desde aquí deberás manejar unos nueve kilómetros hasta encontrar un cartel que indica que has llegado al pueblo de Campana. Para llegar en transporte público hasta el pueblo de Campana deberás tomar un autobús en Albrook hacia Capira o cualquiera que vaya hacia más allá en el interior y bajarte en la Panadería Cesarín. Este autobús tiene un costo de $1.50. Tras esto, deberás ir al Mercado de Capira y aquí tomar un bus que hace la ruta Capira-Campana por un coste de $0.50.

Continuando nuestra ruta por la Panamericana en busca de los lugares más fríos de Panamá, encontramos el Valle de Antón. Situado a dos horas y media desde la capital, este antiguo cráter de volcán, (uno de los pocos cráteres del mundo donde se ha desarrollado una población), alberga una temperatura media situada oscila entre los 19ºC y 24ºC. Este es un lugar maravilloso donde aburrirse es lo último que vas a hacer. Aquí puedes hacer excursiones por los bosques húmedos de Panamá, adentrarte en selvas en busca de cascadas y ríos en los que bañarte, daret un baño relajante en las aguas termales que hay o dar un paseo por el precioso pueblo montañoso del Valle de Antón. Un sinfín de actividades en un entorno realmente único, donde desde los más pequeños a los más adultos disfrutarán de la exuberante naturaleza, y podrán escapar del calor que hay en el resto del país. Dormir en el Valle es muy fácil ya que puedes encontrar gran diversidad de opciones con precios que van desde los $20 la noche a los $150. Para llegar, es probable que este sea uno de los lugares que aparecen en esta lista más accesible para aquellos que no gozan de auto propio, ya que desde la terminal de autobuses de Albrook puedes tomar un autobús directo que te dejará aquí por $4.50 el boleto por trayecto. Para aquellos que vayan en auto propio, deberán ir por la Panamericana hasta pasar San Carlos, cinco minutos después de esta salida, a mano derecha, encontrarás la entrada hacia el Valle. Una vez pasada esta entrada, y tras treinta minutos de ascensión por la montaña llegarás a este maravilloso y fresco poblado del interior panameño.

img_40931

La India Dormida en el Valle de Antón. Foto: Alberto Gonzalo

Otro de los lugares más fríos de Panamá, también se encuentra en la cordillera central panameña y este no es otro sitio que Santa Fe, del que ya hablamos hace unas semanas. Aquí el clima es súper agradable con temperaturas que van de los 15ºC a los 25ºC. Este poblado de origen colonial, situado a unas dos horas de la ciudad de Santiago de Veraguas, se encuentra asentado sobre uno de los territorios de selva de alta biodiversidad mejor conservados del país, siendo hogar de las cinco especies de felinos que habitan en Panamá, así como gran diversidad de aves, mamíferos, mariposas, reptiles y anfibios. Aquí hay gran cantidad de cosas que hacer, desde visitar cascadas y bañarte en los balnearios de los ríos Santa María y Bulabá, donde se puede practicar buceo o snorkel, hasta recorrer una plantación de café -recomendamos la excursión por la Finca Ecológica María y Chon, donde te hacen un recorrido por sus huertos ecológicos así como por sus cafetales-, además de excursiones por la selva, recomendando hacerlas con la compañía de un guía que conozca el área, o visitar el mercado de Santa Fe donde poder adquirir artesanías locales confeccionadas por indígenas buglé del Caribe veragüense. Para dormir, al igual que en los destinos anteriormente mencionados, encontramos una amplia oferta hotelera donde poder descansar y disfrutar del maravilloso clima de esta región del país. Para llegar a Santa Fe en transporte público, deberás tomar en la terminal de autobuses de Albrook el autobús de las empresas Sanpasa y Expreso Veragüense, los cuales por $7.50 te dejan en la terminal de autobuses de Santiago llamada “Trateve” de donde parte el autobús directo a Santa Fe por el módico precio de $2.50. El horario de este autobús es desde las 5 am hasta las 7pm, aunque hay que avisar que una vez en Santa Fe te será complicado desplazarte sin auto propio. De todos modos puedes tomar taxis que son baratos. Para ir en vehículo propio tendrás que tomar el desvío hacia Santa Fe a la altura de Santiago y seguir por la carretera hasta llegar al pueblo.

reducida-img_4785-1024x683

Planta de café en Boquete. Foto: Pilar Lacalle

Ya en la provincia de Chiriquí, concretamente en la región conocida como las Tierras Altas de Chiriquí, encontramos varios puntos en los que escondernos del calor para sacar el abrigo. El primero y más popular de estos destinos, por ser la capital de la región, es Boquete. Situado a escasamente una hora de la ciudad de David, este lugar es maravilloso para pasar frío en Panamá. Se trata de un pueblito acogedor, limpio y relativamente ordenado, con temperaturas entre los 13ºC y los 25ºC donde la mezcla, es la norma: allí conviven chiricanos, indígenas Ngäbe Buglé, panameños de otras provincias y septuagenarios estadounidenses que han elegido esta zona para su retiro. Boquete es un destino apto para todo tipo de viajeros. Si buscas aventura es el mejor lugar de Panamá. Allí se practican todo tipo de deportes de acción, desde rafting en las aguas rápidas de sus ríos, canopy, puentes colgantes, escalada, paseos a caballo, rutas en 4×4 o caminatas a más de 3.000 metros de altura. Aquí, además, se encuentra el lugar más frío por excelencia de todo Panamá: el Volcán Barú (imagen principal), a 3.475 metros de altura y con temperaturas muy próximas a los 0ºC. Asimismo, este lugar, es un pequeño paraíso para los amantes de la comida así como del café, con preciosos y extensos cafetales por los que poder hacer un recorrido concluyendo con una cata de uno de los mejores cafés del mundo: el geisha, que tan solo se cultiva en estas Tierras Altas. En los alrededores de Boquete también podrán encontrar emplazamientos bien fríos en los que poder alojarse como son el poblado de Volcán o Los Quetzales, todos pertenecientes a las Tierras Altas de Chiriquí y son lugares, con temperaturas similares a Boquete, en los que podrás escapar del calor asfixiante que hay en la gran mayoría del país. Para llegar hasta esta región del país, recomendamos tomar un avión a David (tanto Air Panamá como Copa Airlines vuelan aquí) y una vez en David, podrás tomar un autobús que te dirija desde David a Boquete o, en su defecto, podrás alquilar un auto en el propio aeropuerto de David para desplazarte hasta Boquete.

Ya solo queda coger el abrigo y recorrer Panamá en busca de ese aire fresco que muchos están buscando después del calor que ha asolado el país en las últimas fechas.

Share:

Deja una respuesta