EscapadasMagazineSlider

Un paseo por el Chagres

El río Chagres es la principal fuente de agua para el funcionamiento del Canal de Panamá, además de abastecer de agua potable a las ciudades de Panamá y Colón. La cuenca del río está protegida bajo el Parque Nacional del Chagres, situado entre Panamá y Colón. Además, es el único río del mundo que conecta dos océanos al estar conectado al Canal.

De unas ciento treinta mil hectáreas, este parque resguarda una gran cantidad de naturaleza, cultura, tesoros históricos alberga diversos pueblos pequeños. Dentro de dicho parque, se encuentra el Lago Alajuela, creado en la década de los años 30 para contener las aguas de los ríos Chagres, Boquerón y otros cercanos y sirve de regulador del lago Gatún.

A la ribera del lago encontramos la comunidad Quebrada Ancha, cuyos habitantes practican el turismo como una estrategia para mantener el equilibrio en la naturaleza. Aquí podrás hacer de todo, desde visitar un apiario de abejas africanizadas o visitas a fincas de frutales, cítrico, huertos y cafetales; hasta realizar partes del colonial Camino Real; o incluso, aprender a realizar artesanías a partir de fibras naturales con expertos locales. Aquí se puede dormir tanto en tienda de campaña como en hamacas, para ello, pueden ponerse en contacto con Ismael Muñoz (6725-9122).

97781738

Lago Alajuela

Asimismo, en la comunidad de Caimitillo, está la Unión Campesina del Lago Alajuela, un grupo de hombres y mujeres que han enfocado la actividad turística para conservar, educar y enseñar el amor por la naturaleza. Ellos te guían por un sendero interpretativo, donde poder apreciar variedad de plantas de usos medicinales y aprender cuáles son aprovechadas por las comunidades en su vida cotidiana. Se trata de un sendero completamente educativo al que acude el visitante para aprender sobre el bosque caducifolio que yergue sobre esta comunidad.

A lo largo de la carretera popularmente conocida como Sardinilla -por la comunidad cercana bajo el mismo nombre- está el distrito de Salamanca, donde están las comunidades de Salamanca, Boquerón Abajo y Boquerón Arriba. En estas comunidades que han crecido a lo largo de su historia a lo largo del río Boquerón, se puede apreciar la familiaridad y hospitalidad propias de los pueblos del interior del país. Los habitantes de esta área son, en gran medida, agricultores que utilizan el lecho del lago Alajuela para cultivar sus maíces, zapallos, frijoles o sandías entre otros. Para dormir aquí, no hay hospedajes, pero si tienes la posibilidad de acampar mimetizándote con la naturaleza que te rodea.

Para llegar a estas comunidades desde la Terminal de Autobuses de Albrook, tendrás que tomar el autobús a Colón por la autopista regular ($1.50). Bájate en la entrada de Sardinilla y aquí podrás tomar otro autobús hasta Boquerón Arriba, pasando por Sardinilla, Nuevo San José, Nuevo Ocú, Salamanca ($1), Boquerón Abajo ($2) y Boquerón Arriba ($2). El paso de autobuses no tiene un horario definido y son pocos, por lo que también puedes llegar hasta aquí en taxi tomándolo en la entrada de Sardinilla que te lleve hasta tu destino, por un aproximado de $8 el taxi individual.

 

Emberá Druá

Esta es una pequeña comunidad emberá situada a orillas del río Chagres, a hora y media de distancia de la Ciudad de Panamá. Los pocos más de cien habitantes de esta comunidad, emigrados desde el Darién por la falta de seguridad, las enfermedades y las grandes distancias que tenían que recorrer a pie para llegar a los mercados en los que vender sus productos, llegaron hasta la región del Alto Chagres después de haber tratado de subsitir en la ciudad de Panamá.

Aquí formaron un pueblo indígena donde hoy, los visitantes pueden ir a aprender de una cultura completamente diferente. Al llegar, los visitantes son recibidos por guías locales que narran la historia de los emberás, así como de la creación de su comunidad. Otros, describen las artesanías que realizan los habitantes de la comunidad y el jaibana (curandero) lleva a los turistas a través de los bosques enseñando cuáles son las plantas medicinales que utilizan en su vida cotidiana.

escapadas_04

Baile tradicional emberá

Además, hay un restaurante donde se puede almorzar y al terminar el recorrido hay una presentación musical emberá donde niños y adultos salen a bailar e invitan al turista a acompañarles.

Para llegar aquí es recomendable organizar la visita de antemano, contactando con Iván (6709-1233). Una vez hecho esto, de la Terminal de Albrook, hay que tomar un bus que pase por La Cabima, (son los que dicen Ciudad Bolívar o Alcalde Díaz) y bajarse a la altura del Super 99 de La Cabima. En frente de este Super 99 está la piquera de autobuses que llevan al puerto de Corotú donde empieza la excursión., Los autobuses pasan cada hora, cuesta sesenta y cinco centavos y tarda treinta y cinco minutos. El último bus de regreso de Corotú sale a las 6 pm.

 

Tusipono Emberá

El nombre de esta comunidad tiene su origen en el nombre de uno de los árboles más representativos de la zona del Chagres y que tiene una flor muy llamativa representando la alegría y el color de la vida. Sus habitantes son de origen emberá provenientes, originalmente, de la región del Darién.

Está situada a orillas del tramo alto del Río Chagres, a tan solo diez minutos del puerto de Corotú y cuenta con veintidós familias distribuidas en viviendas tradicionales. La comunidad, está dotada de un acueducto rural, mercado y una casa cultural.

El trabajo de los habitantes de este pueblo se organiza colectivamente, siendo famosas sus jornadas comunitarias para la limpieza, la reparación de botes y sus asambleas, bajo el liderazgo del noko o dirigente. Además, la gente de la comunidad ha adecuado un mariposario en medio de un jardín con flores y plantas características de la región.

La visita a esta comunidad, que debe coordinarse uno o dos días antes de realizarse con Neldo Tócamo (6539-7918), incluye transporte por el río, gira por la cascada, recorrido de senderos, comida tradicional o visitas al mariposario, entre otras cosas.

Rìo_Chagres

Excursión por el río Chagres

Para llegar hasta aquí puedes hacerlo desde el puerto de Corotú siguiendo las indicaciones anteriormente proporcionadas, o puedes embarcarte desde la comunidad de Nuevo Vigía en Colón, recorriendo el Lago Alajuela.

 

Parará Purú

Esta tribu indígena debe su nombre a una abreviatura de la palma de Parará Oenocarpus mapora, una planta que está íntimamente ligada a la cultura emberá, pues de ella han elaborado casas, chichas, pisos, artesanías o, incluso, se usa en ritos del jaibana, el maestro espiritual.

Ubicada a orillas del tramo alto del río Chagres, la comunidad Parará Purú constituye un refugio de tradiciones culturales y exuberante naturaleza, habitada, en casas de construcción tradicional, por un total de veintiuna familias. La comunidad además, está dotada de una pequeña escuela, un acueducto rural, una iglesia, un mercado, una casa cultural y una casa de turistas donde poder hacer noche. Aquí, al mismo tiempo, se practica la observación de aves como una actividad comunitaria y científica.

Del mismo modo, se pueden explorar senderos como el de Innbana Aqubata, que cuenta con calzada, estaciones, descansos, miradores y una muestra representativa de la flora local, ligada, íntimamente, con la abundancia de aves.

Como en las anteriores comunidades, es recomendable organizar tu trip con un par de días de antelación contactando con Norberto Tobar (6916-3586) y el paseo incluye el transporte por el río, giras por la cascada, visita de senderos, comida tradicional, venta de artesanía, visitas al sendero de las aves y mucho más. El embarque hay que hacerlo, igualmente, en el puerto de Corotú.

Share:

Deja una respuesta